El Régimen y el manejo del Covid19

El pasado 25 de mayo el régimen Ortega-Murillo publica un libro donde señalan que la pandemia está bajo control en el país, a pesar de los múltiples reportes ciudadanos sobre el covid19 en sus territorios. Días después el ministerio de salud (MINSA), reporta datos actualizados de la pandemia y estos no tienen sentido con las palabras de la vocera del régimen, los datos confirman el contagio comunitario del virus en el país, como en otras ocasiones la situación se les salió de las manos. 

La llegada del Covid19 a Nicaragua nuevamente ha puesto en evidencia la negligencia, la violencia y la represión estatal. A los medios de comunicación y periodistas independientes se les ha prohibido el ingreso a centros hospitalarios públicos y a otras fuentes de información sobre el covid19, las amenazas a su profesión son constantes.

Otro victima directa del estado/régimen en esta crisis sanitaria es el sector médico, en los hospitales públicos a sus trabajadores se les obliga a guardar silencio, en otros casos brindan datos que no muestran la realidad y la crisis que atraviesa el país. El estado no ha garantizado la salud y la vida de los y las trabajadoras de este sector, las instalaciones y recursos hospitalarios en el país son precarios por no decir nulos, cada día aumentan los casos de médicos contagiados por el virus.

“Los hospitales, prácticamente el 90% de los hospitales del estado están dotados de todos los recursos básicos para atender hasta donde da, lógicamente, la capacidad en cuanto a camas que tienen estos hospitales, hay suficientes respiraderos”, expresó Daniel Ortega en su primera aparición en cadena nacional para referirse a la presencia del virus en el país.

Según la iniciativa ciudadana “Devuelvan Lo Robado”, en Nicaragua el ejército nacional adquirió en el año 2016 la cantidad de 50 tanques de guerra rusos, mientras el sector salud tiene un registro de 160 ventiladores (80% ya ocupados por pacientes). Los 50 tanques rusos tienen un valor de ochenta millones de dólares, un ventilador tiene un costo de 40,000 dólares, es decir que con esa inversión del estado en tanques de guerra rusos podrían comprarse actualmente 2,000 ventiladores.

Las prioridades del régimen Ortega Murillo son claras, no les interesan los derechos, el bienestar, la salud, mucho menos la vida de los ciudadanos y las ciudadanas nicaragüenses. La población se enfrenta a un estado que prefiere invertir en herramientas que le permitan ejercer violencia y no en mejoras a la calidad de vida de las y los nicaragüenses.

Ante la negligencia del ministerio de salud surge la iniciativa ciudadana “Observatorio Ciudadano Covid19 Nicaragua”, una plataforma digital que publica sus actualizaciones en la red social twitter. El último reporte del observatorio indica que actualmente hay 2,287 casos positivos y 598 muertes desde que apareció el virus en el país.

El último reporte del Ministerio de Salud informa de 480 casos nuevos de coronavirus, para un total de 759 casos positivos y una cifra total de 35 personas fallecidas en Nicaragua.

Fotografía de Forbes Centroamérica.